Las raíces de la tentación por el chocolate
7/Nov/2017 11:00

El chocolate podría crear los mismos efectos que el opio, informes de investigaciones  han demostrados sorprendentes similitudes entre personas obesas y drogadictos.

El estudio el cual aún solo ha sido realizado en ratas, descubrió que una sustancia química cerebral llamada encefalina, que tiene un efecto similar al opio (el ingrediente activo de la heroína), surgió cuando las ratas comenzaron a comer chocolates M&M.

También encontraron que inyectar un opiáceo sintético, similar a encefalina, en un área específica del cerebro (el núcleo estriado dorsal) se desencadenó un desenfreno de alimentación en las ratas.
Comieron hasta 5% de su peso corporal, el equivalente para un humano promedio sería 3,6 kilos de M&M, el mismo peso en chocolate que tres bolsas y media de azúcar.

Los investigadores también intentaron encontrar alguna prueba de si es que las ratas estaban “disfrutando” de su alimentación, pero se dieron cuenta que no.  Muchas personas con trastornos alimentarios compulsivos informan que también disfrutan poco de los atracones de dulce, pero que les resulta muy difícil dejar de hacerlo.