¿Qué ocurre si comemos el pan nada más salir del horno?
1/Nov/2017 11:34

La razón es que las moléculas de almidón del pan caliente están muy apretadas entre sí, lo que provoca que para las enzimas presentes en la saliva sea muy complicado descomponerlas, y en consecuencia llegarán muy juntas aún al estómago, lo que pondrá en aprietos al sistema digestivo, con las consiguientes molestias que mucha gente asocia erróneamente con una intolerancia al trigo.

La explicación clásica es que sigue activa la levadura, pero pienso que quizás es una fermentación química (de tipo bizcocho con levadura química) la que se produce en contacto con los jugos digestivos y eso cause gases y pesadez. Otro mecanismo posible es que las cosas calientes dilaten el anillo que separa esófago de estómago, más en ayunas (es como suele tomarse el pan caliente, en arrebatos entre el desayuno y la comida), y al dilatarlo se puede escapar jugo gástrico al esófago y dar ardor.

Es por eso, que si queréis disfrutar del pan, mientras lo coméis y después, mejor esperar un poco a que se enfríe.